Gastronomía

La gastronomía casareña es amplia y variada, con tres pilares principales: la Torta del Casar, la tenca y la repostería.

La Torta del Casar, es un queso de pasta blanda elaborado con leche cruda de oveja y cuajo vegetal (flor del cardo “cynara cardunculus”). Este producto ha alcanzado fama internacional, siendo el embajador de esta localidad. Actualmente, la cocina de innovación, lo utiliza en multitud de elaboraciones culinarias, como el helado de torta.

En la repostería se elaboran numerosos dulces, algunos únicos y de ancestral tradición como las rosquillas de alfajor. También se hacen bolluelas, roscos blancos, roscos de vino o roscos borrachos, bollos mantecados, mantecadas, perrunillas y torta borracha. Y con leche: leche guisada, sopas de leche, leche con repápalos y leche frita.

Un elenco largo para deleitar a todo paladar que quiera probar.

La tenca, pez muy valorado por Carlos V, es un producto típico de la cocina casareña, con dos recetas principales: escabeche de tencas y tencas fritas.

Platos salados de elaboración casareña son: buche con berzas, frite, migas de pastor, escabeche de Semana Santa, pies de cerdos guisados, morcillas, patateras, callos casareños y chanfaina.

X