Naturaleza

En el entorno natural de Casar de Cáceres predomina la encina junto con el monte bajo de cantuesos y retamas; el paisaje adehesado en el monte y en el sitio de La Jara los quercus comparten suelo con infinidad de variedades de flora mediterránea, no en vano el lugar fue una importante ‘botica’ medicinal en otros tiempos. La zona ribereña es un buen refugio para rapaces como el alimoche, águila real, cigüeña negra, y entre los mamíferos, destacan el jabalí, la gineta o los zorros.

Os recomendamos una serie de rutas, ideales para practicar senderismo y Mountain Bike que te permitirán descubrir todo lo que ofrece el entorno natural de Casar de Cáceres.

Ruta Vía de la Plata

Lo que conocemos como Ruta de la Plata es la antigua Calzada Romana, camino que articulaba el occidente de la Península Ibérica: desde Mérida a Astorga. A la que se unen otras vías romanas que la prolongan por el sur hasta Sevilla, incluso Córdoba, y por el norte hasta Gijón.

No obstante, antes de la construcción de la Calzada por los romanos, estos caminos estaban marcados por el paso de animales salvajes y posteriormente utilizada por pastores en la trashumancia. Esta vía de comunicación fue utilizada por los diversos pueblos que habitaban la Península en busca de oro, plata, cobre y estaño. Después, a partir del S.XII cuando se generalizó la peregrinación a Santiago de Compostela, la población cristiana que vivían en el sur peninsular utilizaron este trazado para su peregrinación y se conoció con el nombre de Camino Mozárabe de Santiago.

La calzada de Mérida a Astorga tenía una longitud total de 315 millas, alrededor de unos 467 km con una anchura de entre 4 y 6 metros. Para medir las distancias utilizaban lo que conocemos como miliario, columna de granito de unos dos metros de altura y cuarenta centímetros de diámetro que miden las distiancias de la vía en millia pasum ( milla romana) que equivale a 1481 metros.

En el tramo de Casar de Cáceres a Garrovillas, aún se pueden encontrar restos de la Calzada Romana además de multitud de miliarios y un depósito de ellos, posible lugar de elaboración de los mismos o acumulación por causas no conocidas.
Actualmente, miles de personas pasan cada año por Casar de Cáceres realizando la Ruta de la Plata, explorando tierras extremeñas y conociendo sus gentes, como viaje de peregrinación o como turistas.

El paso por Casar de Cáceres, tiene su entrada por la zona sur del municipio (Cáceres), lo primero que nos encontramos es el Paseo de Extremadura hasta llegar a la calle Larga Alta pasando por la Plaza del Ayuntamiento y continuamos por la Calle Larga Baja, hasta despedirse del pueblo en la Ermita de Santiago. Continuamos por el camino, ya sin asfaltar, dejamos a nuestra izquierda el majano o descansadero de la Retoña, lugar de descanso de los antiguos pastores trashumantes.  Siguiendo unos kilómetros más nos encontramos con el depósito de miliarios.

Ruta trashumante

Para entender el significado de esta ruta, hay que explicar brevemente la historia y la importancia de la trashumancia para Casar de Cáceres ya que esta ruta es un corto trayecto que rememora lo que los antiguos pastores realizaban para mover sus ganados por toda la península a través de las Cañadas reales.

La trashumancia es el paso del ganado y sus pastores de las dehesas de invierno a las de verano, o viceversa. Cada año pasaban por Casar de Cáceres los rebaños trashumantes en dirección a la Sierra de Cameros (Logroño) en verano y en dirección a las dehesas Extremeñas en invierno quedándose muchos rebaños en las tierras casareñas.

Este trayecto se realiza por la Cañada Soriana-Occidental y tiene unos 800km de recorrido atravesando las tierras de Castilla y Extremadura en dirección noreste-suroeste, cruzándose con el resto de cañadas reales y compartiendo algunos tramos con ellas. El tramo de Casar de Cáceres coincide con la Vía de la Plata que es la actual Calle Larga.

Dentro de la Semana de la Torta del Casar se desarrollan varias actividades, entre ellas la Ruta Trashumante que da a conocer la cultura pastoril y rinde homenaje a la ancestral tradición y se celebra el primer fin de semana de octubre. La ruta recorre unos 7 kilómetros de la vía pecuaria con un rebaño de ovejas, hay un desayuno pastoril de migas y demostraciones de ordeño. Es apta para todos los públicos, pues no tiene dificultad alguna.

Tiene el lugar de partida de la Plaza de Sancho IV, a continuación se baja por el Paseo de Extremadura hasta llegar a la estatua de Helénides de Salamina y llegar hasta la Charca del Casar.

Posteriormente sube, por la carretera hasta la ermita de la Encarnación para desviarse en el segundo camino de la derecha, donde a pocos pasos encontraremos la Casa de los Pinotes. Desde aquí el senderista puede disfrutar de unas preciosas vistas del Pantano nuevo con su riqueza natural.

Dejando la Casa de los Pinotes a la izquierda, seguimos avanzando por el camino de servicio del pantano, hasta desviarnos por el primer camino a la derecha hasta llegar al Chozo de la Retoña, descansadero de ganados junto a la Cañada Real Soriana Occidental. La ruta desciende por el camino de tierra, antigua Vía romana y hoy, vía pecuaria, hasta la ermita de Santiago para llegar a la Plaza del Ayuntamiento.

Zafrilla y la Cantera

La ruta transcurre por los caminos del Terruco, la Torre y la Cantera de granito de la Zafrilla, dejando de lado toda la zona de la Mata. Atraviesa la Dehesa Boyal situada junto al Pantano Viejo de la localidad e inicia el regreso a Casar por la Vía Verde o Carril Bici.

En total, casi 18 kilómetros por un recorrido llano que discurre por caminos en buen estado y algunos tramos de recorrido asfaltado.

X